La obsidiana en la arqueología del área septentrional andina

Presentación:

Felipe Cárdenas (investigador independiente, Colombia)

Catherine Lara (IFEA)

Moderación:

Ángelo Constantine (ESPOL, Ecuador)

Panelistas invitados:

Andrea Cuéllar (Universidad de Lethbridge, Canadá)

Eric Dyrdahl (Pontificia Universidad Católica del Ecuador)

Sthefano Serrano (Sacharxeos/Museo de Perucho, Ecuador)

Lunes 22 de noviembre

17h30 (hora Bogotá/Quito/Lima)

Transmisión via Facebook Live

Este primer encuentro virtual versará sobre el eje temático ‘Relaciones entre tierras altas y tierras bajas en los Andes del Norte de Colombia, Ecuador y Perú’. En este primer conversatorio, se tratará sobre el tema de la obsidiana en la arqueología del área septentrional andina.

La revisión de la bibliografía más reciente sobre el tema de la circulación de obsidiana en los Andes Septentrionales evidencia un marco conceptual articulado en 3 puntos:

1-Papel de la obsidiana como bien de intercambio en sociedades complejas vs. sociedades que podríamos llamar no igualitarias, o no jerarquizadas

Preguntas: Por qué existía la demanda de obsidiana: ¿era un objeto de élite? ¿servía para fabricar herramientas o armas de carácter simbólico –por ejemplo, cuchillos con mango, etc.– o para fabricar herramientas de uso común del diario –por ejemplo, raspadores, punzones, etc.? 

2-Acceso al recurso y su apropiación

Preguntas: ¿El acceso a ese material estaba controlado por sociedades complejas? ¿Hay casos en que los flujos volcánicos estaban localizados en territorios controlados por este tipo de sociedades? porque estas sociedades son las que estarían en la posición de proporcionar el material, es decir, “la oferta” (conexión con el Punto 1).

3-Circulación del material

Pregunta: ¿Cómo circulaba el material: como materia prima o como producto terminado?

Los aspectos que deben tratar l@s ponentes para aproximarse a este marco conceptual serían:

a. la relación espacial entre los flujos de obsidiana y los lugares donde fue hallada;

b. contexto de los hallazgos (viviendas, talleres, lugares ceremoniales, etc.);

c. calidad del material, tipos de artefactos fabricados y tipo de obsidiana empleado;

d. manejo del tiempo en las excavaciones y comparaciones entre sitios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.